viernes, 31 de julio de 2009

LA IMPRESIÓN DE UNA OBRA EN EL LECTOR


Una excelente manera de practicar la lectura es escribiendo la impresión que te ha dejado un libro. Es importante hacerlo inmediatamente después de haberlo terminado de leer, porque si dejas pasar mucho tiempo la emoción se diluye, debido a que se van olvidando los detalles de la historia.

Es cierto que hay obras que te marcan con más fuerza que otras, pero aun así las minucias del relato solo se rememoran con la relectura y no siempre habrá tiempo para ello o no siempre el impreso te invitará a hacerlo (a menos que se trate de una obra clásica, claro está).

No obstante, lo anterior sería una práctica válida solo si lo que escribes queda para ti. Si deseas publicarlo bajo el formato de una reseña, por ejemplo, hay una mayor exigencia que va de la relectura al fichaje de pasajes relevantes (de las reseñas y de cómo se escriben hablaremos más detenidamente en el siguiente post).

Con el fin de mostrarles un ejemplo de lo sostenido en el primer párrafo, voy a transcribir un pasaje de mi diario. En él quedaron registradas las impresiones de las lecturas que hacía. El texto seleccionado no pretende ser un análisis de una narración, sino solo transmitir el efecto que tuvo en mí en aquel momento.

30 de junio del 2000
«(…) Ya terminé de leer el cuento de Kipling “La litera fantástica”. Y llegué a la conclusión de que el protagonista, Pansay (quien cuenta los hechos en un manuscrito que recogió el narrador), alucina que una litera amarilla, donde va Keith, su ex amante, con cuatro cargadores, lo sigue, porque tiene un sentimiento de culpa que lo atormenta. Kitti y el doctor le hacen ver que el trato que le dio a Keith (quien estaba casada con otro) era aborrecible y repudiable. Pansay también se daba cuenta de ello, y en más de un momento en la narración reconoce explícitamente sentirse culpable de la muerte de Keith. El fantasma que lo atormenta, por tanto, solo pertenece a su conciencia que sanciona de ese modo su propia conducta y termina, a la larga, por matarlo (…)».

Si quisiera hacer un estudio serio de esa obra tendría que releer el texto en su versión original (en inglés) y ver si se confirma esa primera impresión o se trastoca. Luego, tomar apuntes y hacer las citas pertinentes que sustenten mi hipótesis. Nada de eso contiene el texto citado.

Para quienes puedan haberse interesado en el cuento, los remito a la versión castellana publicada en Lima y que menciono en la bibliografía.



­­­­­­­­­­­­­­____________________
Nota: El dibujo del escritor británico Joseph Rudyard Kipling (1865-1936) fue tomado de la siguiente dirección electrónica: http://clubdecine6.blogspot.com/


Bibliografía

KIPLING, Rudyard. La litera fantástica. Lima: Adobe Editores, 1999.

No hay comentarios: